Que de vez en cuando aprenda a decir lo que quieres oír.
*Tienes toda la razón.
*Discúlpame, es mi culpa.
*No te enojes, perdón.
*Está bien todo
*Hare lo que me pidas.
Y así…
Porque no estarás conmigo y no seré yo quien mire tus ojos y te haga entender que las cosas no siempre son como queremos…
Me encanta cuando dices lo que piensas porque aunque me enoje lograre decir lo que necesitas oír.
Porque si estas subido en esa nube de orgullo, enojo y capricho; ten por seguro que te bajare de ahí. Y volveré a elevarte una vez más con amor y la cursilería mía que tanto demandas debajo de tu enojo.

Sin desmemoriados

Sin desmemoriados

Recuerda que siempre podrás volver a este sitio.
Gracias por leer mi entrada.