Desear… arma de doble filo

Es bueno cuando nos conviene pero en realidad desear es peligroso.
¿Han escuchado de “Cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir”?
Bueno…esto es cierto, para que se cumpla debes desearlo con mucha fuerza y claro, ahí está el bendito problema, nunca nos controlamos al desear algo porque como es costumbre de la humanidad, exagerar... pues ya que mas da ¿no? Al final de todo no te das cuenta que lo que está ocurriendo en ese instante fue porque tu lo has querido así, tan solo eso.
Uno desea, quiere, puede, lo hace.
Uno  ríe, sueña, se enamora, siente, piensa, lo deja ir.
Como es costumbre de la humanidad, ser cobarde.
Desear tanto, tenerlo y dejarlo. Típico de ti.


1 comentario:

  1. Un premio te está esperando en mi blog. Un besoo!!

    ResponderEliminar

Recuerda que siempre podrás volver a este sitio.
Gracias por leer mi entrada.