Vivimos en un mundo donde las personas siguen creyendo que es casualidad toparnos con cual o tal persona a lo largo del camino, pues yo digo que no.
Cada uno está aquí por un motivo, muchos aun no lo han descubierto pero pronto lo sabrán. Y todos nos dejan algo, por muy tonto o pequeño que parezca la acción en ese momento, eso luego puede tener grandes y sabias consecuencias. No digo que todo vaya a ser así en primera instancia, quizás al inicio todo parezca un desastre pero con el paso del tiempo le encontraremos más sentido al pasado.
Mira que a mí me ha pasado un montón de veces, eso de encontrarme con personas que de alguna manera me han salvado. Sea hombre o sea mujer… sea que se quede por 2 horas o 5 años a mi lado.
Lo que sucede es que debemos aprender a soltar mas a aquellos que quieren irse y a valorar más a los que se quedan.  Abrirnos a nuevas oportunidades y creer en el destino. Yo creo y nadie me va a decir a mí que conocí a una persona en un bus por casualidad, las cosas realmente se dieron para que nos veamos, conversemos, riamos y que me haya dejado una gran lección. Sabes que me sentí en ese momento más o menos como Forrest Gump . En fin, no me parece casualidad no haber estado disponible cuando querías. Es que a mi nada me parece casualidad pero vamos, tampoco soy una loca que a cada rato que conoce a alguien piensa “Vaya, este seguro vino para algo malo”, no así no.
En realidad dejo que la cosa fluya y si estoy en algún dilema pienso que quizás las decisiones que tome me lleven por un camino, cualquiera que tome me llevara al lugar donde debo estar así que no me preocupo y tomo mi decisión. Así funciona todo lo demás, decisiones que convergen.

1 comentario:

  1. Hola! soy muy nuevita en blog :) me ha encantado el tuyo, de verdad, te comienzo a seguir :)
    Espero que pases a chusmear un poquito el mio! :) y que te guste. Un beso.

    http://www.esunpirata.blogspot.com

    Samy.

    ResponderEliminar

Recuerda que siempre podrás volver a este sitio.
Gracias por leer mi entrada.